miércoles, 11 de marzo de 2015

Tapete de fomi convertido en juguete

Compré un tapete de fomi, de esos que se arman para que los niños jueguen sobre ellos; y no se porque razón venían en el paquete piezas de más y claro, esas piezas sueltas andaban por toda la casa porque me daba cosa tirarlas a la basura. Hasta el día que se me ocurrió cortarlas para hacer piezas chicas que cupieran en un bote para poder guardarlas. También que le sirvieran a Sabina para jugar en el agua o hacer torres y figuras. Estuvo feliz con su nuevo juguete, se entretiene por horas sacándolas y metiéndolas en una caja con agua; eso si termina mojada de pies a cabeza.